Río+20 e implicaciones para las empresas mexicanas

Sección Noticias

Etiquetas: ,

Featured8765hs

Publicado el 02 July, 2012 •

En los años recientes, las empresas y organizaciones se han convertido en actores clave en la resolución de problemáticas relacionadas con la sustentabilidad. Entiéndase sustentabilidad empresarial como un cambio en la mentalidad organizacional, en la forma de operar y en la forma de diseñar el rumbo de la empresa que busca la continuidad de sus operaciones.

Bajo esta dinámica, en días pasados se llevó a cabo la Conferencia Río+20, en Río de Janeiro, Brasil, la cual tuvo como objetivo avanzar sobre el compromiso de los Estados y la comunidad mundial en los grandes cambios de este siglo XXI. El llamado a los Estados, la sociedad civil y los ciudadanos a sentar las bases de un mundo de prosperidad, paz y sustentabilidad, resultó ambicioso.

En este sentido, ¿Qué implicaciones tiene para las empresas mexicanas la realización de este evento? ¿Cuál es su rol en el ámbito de sustentabilidad, tanto en lo local como en lo regional?¿Qué medidas están tomando las empresas en nuestro país a fin de apegarse a mejores prácticas sustentables de carácter global?

¿Dónde estamos y cuál es la estrategia a seguir?

La Conferencia de Río, celebrada por primera vez en 1992, fue un parteaguas en el tema de desarrollo sustentable, de ahí emanaron una serie de iniciativas vinculadas con el cambio climático que, eventualmente, impactaron a muchas organizaciones. Por ejemplo, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, de la que surge la división entre los países Anexo I, Anexo II y No-Anexo I (del cual forma parte México) y con ello, los distintos compromisos y mecanismos internacionales para la reducción de emisiones.

En las reuniones anuales sobre este tema, las empresas han tenido una importante participación (como lo fue el foro Green Solutions organizado en la COP16 en Cancún).

A 20 años de la también conocida como Cumbre de la Tierra, podemos observar cómo el tema de sustentabilidad se ha ido integrando en los negocios como un cambio de paradigma que conduce hacia la perpetuidad de sus operaciones. Por ello, la participación de varios grupos de interés en la pasada conferencia –incluyendo, evidentemente, a las empresas- resultó muy relevante, ya que fungió como un foro que permitió evaluar los alcances registrados hasta el momento en términos de sustentabilidad, pero más importante aún, generar una visión clara de las medidas que se deben tomar hacia el futuro.

En perspectiva, la postura de México en esta reunión contempló dos temas esenciales: la renovación del compromiso político con la sustentabilidad y la economía verde.

En el primer tema se refiere a la participación de los tomadores de decisiones para la generación de marcos políticos de largo plazo (a 10 años), que conduzcan hacia la equidad en temas ambientales, sociales y económicos. El segundo contempla la perspectiva de que cada país tiene un camino distinto hacia el desarrollo sustentable, sin embargo, es necesario reforzar el conocimiento sobre la internalización de los factores externos, así como el intercambio de tecnología.

Respecto a la generación de marcos políticos, nuestro país ha sentado ya las bases para establecer mecanismos de acción por parte de las empresas, muestra de ello es la reciente promulgación de la Ley General de Cambio Climático, la cual representa una herramienta que deja claro el liderazgo de México en Río+20 en este tipo de iniciativas (basta considerar que sólo México y Reino Unido tienen una ley a nivel federal de esta índole).

Dicha ley involucra al sector privado en aspectos como el establecimiento de inventarios de emisiones. De esta manera, las empresas serán capaces de gestionar su impacto ambiental de los Gases de Efecto Invernadero (GEI) que emiten a través de avances tecnológicos e instrumentos de mercado, como el comercio voluntario de bonos de carbono que también promueve la ley. Adicionalmente, fomenta la incorporación y utilización de tecnología y fondos internacionales para ayudar al sector privado a volver más eficientes sus operaciones y, por ende, más amigables con el medio ambiente.

Si consideramos que México es uno de los países altamente vulnerables al Cambio Climático, resulta relevante visualizar que, a través de dicha iniciativa, impulsa acciones concretas que permitirán al país adaptarse y ser más resiliente frente a estos nuevos escenarios.

Ahora bien, si México se mantiene como uno de los países con mayores compromisos relacionados con sustentabilidad a nivel internacional, el reto radica en la ejecución de dichos compromisos, los cuales, sólo con acuerdos internacionales sólidos se podrán mitigar los efectos del Cambio Climático.

Las empresas mexicanas son actores principales para el cumplimiento de dichos compromisos mediante la evolución del modelo de negocio. Una empresa podrá escoger entre pagar para cumplir regulaciones más estrictas en la materia o invertir en generación de propuestas de innovación o de eficiencia de operaciones y cumplir la legislación mientras obtiene una clara ventaja competitiva.

La Sustentabilidad Empresarial se vislumbra, entonces, como la herramienta clave para que las empresas capitalicen sus esfuerzos por tener una mejor relación con el medio ambiente y grupos de interés, logren cumplir con estas nuevas legislaciones y preferencias del consumidor, al mismo tiempo que optimizan sus costos y mejoran sus márgenes y ventas.

Por todo lo anterior, la Sustentabilidad Empresarial y la economía verde resultaron ejes centrales y mecanismos fundamentales de Río+20 para lograr el desarrollo de la humanidad. Rio+20 es un llamado a aprovechar el conocimiento y tecnología a nivel mundial y los recursos que se ponen a disposición de quien busque un desarrollo sustentable. Las empresas mexicanas cuentan con una gran área de oportunidad en lo que respecta al aprovechamiento de dichas facilidades.

Daniel Aguiñaga, socio de Gobierno Corporativo y nuevo líder de sustentabilidad de Deloitte México.

Via: El Financiero

Compártelo

No hay ningun comentario Río+20 e implicaciones para las empresas mexicanas. ¿Quisieras añadir alguno?

Deja un comentario

Debes ser sesion iniciada para publicar un comentario.