Comunicación efectiva

Sección Opinión Experta

Etiquetas: ,

comunicacion

Publicado el 09 April, 2014 •

“Consejo para todo aquel que desee comunicar algo: Expréselo brevemente para que lo lean, claramente para que lo entiendan, en forma pintoresca para que lo recuerden y, sobre todo, verazmente, para que se guíen por esa luz.”

Joseph Pulitzer

La importancia de una buena comunicación reside en la respuesta que esperamos de los otros. Según sea la comunicación que mantengamos con una persona o grupo de personas, será también la información o tipo de relación que obtendremos.

La comunicación también nos permite que, al relacionarnos adecuadamente con el otro, podamos construir equipos, organizar sociedades, diseñar proyectos, y edificar relaciones sólidas, fundamentales para generar climas de confianza, efectividad, respeto y bienestar.

Normalmente una comunicación efectiva  se da a través de dos líneas básicas:

  1. Mediante el mejoramiento de las habilidades de quién escucha y  transmite la información
  2. A través de la identificación, análisis de mecanismos de solución a los bloqueos que ella misma pudiera generar.

De lo anterior, es fácil deducir que si bien es importante aprender a comunicarse con los otros para mejorar nuestras relaciones interpersonales, es también esencial para transmitir una información adecuada, facilitar el seguimiento de instrucciones y optimizar la toma de decisiones.

Otro elemento esencial en la comunicación es el movimiento del lenguaje sin el uso de las palabras. La mayor parte de nuestra comunicación con los demás la realizamos a través de canales no verbales. Por lo tanto, para comunicarnos eficazmente, los mensajes verbales y no verbales deben coincidir entre sí, ya que muchas dificultades en la comunicación se producen cuando nuestras palabras se contradicen con nuestra conducta o comportamientos.

Comunicación eficaz en las organizaciones.

Dentro de las organizaciones, el papel de la comunicación desempeña un elemento fundamental para que éstas logren alcanzar sus objetivos de negocio. Por ello, es necesario que desde los más altos niveles se reconozca y atienda el tema de la comunicación efectiva.

Un elemento fundamental para la comunicación eficaz es la escucha activa que es el principio más importante y difícil de todo el proceso comunicativo: saber escuchar.

Una escucha activa debe dirigirse al que habla, sin tratar de interceptar el mensaje con nuestros propios deseos y valoraciones o prejuicios. El escuchar nos refiere no solo a observar y atender lo que la persona está expresando directamente, sino también el sentido que subyace a sus palabras y comportamientos.

Para lograr una escucha activa, se deben considerar los siguientes aspectos:

  • No distraernos.
  • No interrumpir al que habla.
  • No juzgar.
  • No ofrecer ayuda o soluciones prematuras.
  • No rechazar lo que el otro esté sintiendo.
  • No contar la propia historia cuando el otro necesite hablarnos.
  • No contra argumentar.
  • Evitar el “síndrome del experto” (dar inmediatamente respuestas al problema incluso antes de que la otra persona haya terminado de contar el problema).

Dentro de las organizaciones el tema de la comunicación nunca debe ser pasado por alto, ya que impacta de manera relevante en el clima laboral y en la consecución de las metas y objetivos, mismos que a una empresa le proporcionan estabilidad y equilibrio.

Desde los órganos de gobierno, la comunicación utilizada de manera sistemática y con una participación organizada, elevará integralmente la productividad de los empleados y la calidad de los servicios y/o las actividades que se desarrollan en cualquier empresa.

Adicionalmente, las acciones de comunicación para traducir la misión, la filosofía, los valores, las políticas y directrices de la compañía en hechos cotidianos, propiciarán un valor agregado en el público o los clientes a los cuales va dirigida la empresa, forjando un ambiente de confianza y satisfacción inmediata.

Algunos aspectos que mejoran la comunicación en las organizaciones son los siguientes:

  • Hablar de lo que se hace, no de lo que se es.
  • Discutir los temas de uno en uno.
  • No acumular emociones negativas.
  • No hablar del pasado.
  • Ser específico.
  • Evitar las generalizaciones.
  • Ser breve.
  • Cuidar la comunicación no verbal.
  • Elegir el lugar y el momento indicados.

Para establecer una comunicación efectiva en las empresas es necesario considerar los siguientes principios:

1. Congruencia en la comunicación organizacional

2. Coherencia en el desarrollo o diseño de la comunicación institucional

3. Consistencia en el comportamiento y desempeño gerencial

En conclusión, la comunicación eficaz es de vital importancia para el éxito de cualquier empresa. En particular, una comunicación será eficiente cuando se logre transmitir hacia todos los niveles, las necesidades y los objetivos de organización.

Los órganos de gobierno, la administración y los directivos relevantes, en su papel de guías para los objetivos de negocio, deberán asegurarse de practicar una comunicación efectiva que garantice que la información sea adecuadamente transmitida y recibida por todos los interesados.

Por tal motivo, en la definición de estrategias y metas, así como en el seguimiento de los compromisos, se deberán retomar los elementos de la comunicación que sirvan de modelo a todos los integrantes de la compañía.

Por: Deloitte

Compártelo

Comentarios por Comunicación efectiva estan cerrados.