¿Listos para la cuarta revolución industrial?

Sección Opinión Experta

cuarta_revolucion

Publicado el 07 July, 2017 •

En #DiálogosExpansión cuatro empresas líderes en su industria ofrecen su visión sobre temas trascendentales para la comunidad de negocios.

A lo largo de la historia de la humanidad han sucedido cuatro revoluciones industriales. La primera revolución industrial ocurre cuando las empresas introdujeron las máquinas de vapor; la segunda, con la introducción de la electrificación; la tercera con la informatización y la cuarta, conocida como la del internet de las cosas (IoT), consiste en la automatización inteligente de los procesos productivos, que va a comunicar dos mundos hasta ahora separados: el mundo físico y el mundo digital.

El mundo físico está conformado por los activos, líneas de producción, máquinas, flotas de camiones y vehículos de las instalaciones; el segundo mundo es el digital, el de la información.

El objetivo de esta cuarta revolución industrial es que, a través de la tecnología, se recopilen datos sobre el mundo físico y se concentren en una nube, para poder trabajar aplicando inteligencia robótica y utilizando el análisis para devolver la información al plano físico de los activos. Por supuesto que esto implicará cambios en la infraestructura y nuevos riesgos de ciberseguridad.

Durante la tercera revolución ya se contaba con algunos datos del mundo físico; sin embargo, el análisis y la toma de decisiones dependía por completo de las personas. Hoy día podemos obtener mayor volumen de información de los activos y combinarla con información que afecta a los procesos, sobre temas tan variados como clima, comportamiento de redes sociales, oferta y demanda en tiempo real.

Toda esta información se concentra en las máquinas que mediante inteligente artificial aprenden sobre esos datos y pueden emitir sugerencias de alternativas de acción para ejecutarse en automático o mediante la decisión final de una persona.

El IoT no es solo una tecnología, es la suma de sensores, actuadores, plataformas de captura de datos, sistemas de almacenamiento, sistemas analíticos y cognitivos que permiten ofrecer una solución de punta a punta para resolver determinados problemas.

Todas las máquinas y otros aparatos podrán diagnosticarse ellos mismos y comunicar su estado a otras cosas o a personas a través de la red. Aquí se tendrá que desarrollar una capa de conocimiento y análisis para devolver la información en forma de instrucciones. En la Consultoría de Deloitte se prevé que para 2020 todo estará conectado y el IoT pasará a ser el Internet de Todo (IoE).

Esto está permitiendo una transición de información centralizada en las fábricas hacia información entre distintas fábricas, proveedores, clientes, flotas de distribución y todos los actores, para obtener información 24/7 en tiempo real de lo que está ocurriendo y poder así tomar decisiones de una manera holística, transformando el concepto de cadena de suministro a una red de suministro.

México es evidentemente un país manufacturero, al generar casi 18% de su PIB en esta rama, sin embargo, su manufactura es todavía de bajo valor añadido, al estar orientado a la ejecución de la cadena de suministro, con parámetros básicos como productividad, calidad, coste y entregas. La Consultoría de Deloitte considera como principal reto que la innovación y la adopción de nuevas tecnologías sea orientada a estos parámetros.

Afortunadamente cada día encontramos más millennials laborando, esta generación con una gran capacidad de innovación y aprendizaje. ¿Qué hace esta generación para aprender algo nuevo? Utilizar un buscador ó, en términos más amplios, buscar en línea.

Videos de Cómo Hacerlo, sobre casi cualquier tema, pueden ser hallados en YouTube. Sitios web que ofrecen miles de proyectos paso a paso en texto y video. Foros de discusión en comunidades de interés, profundizan el conocimiento con conversaciones – a menudo mezclando principiantes y expertos – que abordan problemas específicos. Dicho discurso en línea, después se extiende a la “vida real”, a través de herramientas que hacen sencillo el reunir un grupo alrededor de un tema o sesión de “aprendizaje/hackeo”.

El panorama de la manufactura está enfrentando cambios drásticos. Crear y capturar valor en este nuevo ambiente requerirá entender los factores que impulsan el cambio en sectores manufactureros específicos, enfocarse en actividades que tengan una ventaja estructural y aprovechar las habilidades y capacidades de terceros.

Fundamentalmente, se requerirá repensar los modelos de negocios, e identificar los puntos de influencia. No hay un solo camino al éxito; en su lugar podemos encontrar un grupo de punteros e indicadores. Esta es una oportunidad para que las empresas y las personas definan su propio éxito y forjen su propio camino, a través del nuevo paisaje de la manufactura.

Por: Bruno Juanes, socio responsable de Innovación y Manufactura en Consultoría de Deloitte México

Vía: Expansión

Compártelo

Comentarios por ¿Listos para la cuarta revolución industrial? estan cerrados.