La disrupción digital

Sección Opinión Experta

disrupcion_digital

Publicado el 08 August, 2017 •

El sistema educativo debe evolucionar a la par de las necesidades del mercado laboral, el cual busca talentos más digitales, globales y dinámicos.

La era digital está generando un modelo disruptivo en la forma cómo las empresas contratan a sus nuevos talentos, lo que obliga al sistema educativo a general diversas estrategias de aprendizaje para enfrentar este desafío.

De acuerdo con el estudio Reescribiendo las reglas para la era digital, tendencias globales en capital humano 2017, de la firma Deloitte, los líderes empresariales y de recursos humanos son presionados para reformular las normas cómo organizan, reclutan, desarrollan, gestionan y comprometen a los trabajadores del sigo XXI.

“Esta fuerza laboral está cambiando. Es más digital, más global, diversa, automatizada y competente en redes sociales. Al mismo tiempo, las expectativas, necesidades y demandas del negocio están evolucionando más rápido que nunca”, dice Brett Walsh, líder global de Capital Humano de Deloitte LLP.

Para lograr este objetivo, dice Jesús Sánchez, investigador de la UNAM, una primera traba es el limitado uso de internet en México. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, (INEGI) al segundo trimestre de 2016 solo 59% de la población nacional de seis años o más navegaba por la red, lo que implica que solo 47% de los hogares en México tienen acceso a internet.

A nivel educativo las diferencias son relevantes. De cada 100 personas con educación superior, 94 incorporaron el internet en su actividad habitual. A nivel medio, sólo 84%, mientras que en básico está el mayor rezago, con 49%. Es decir, menos de la mitad de los estudiantes de primaria y secundaria buscan, se comunican y entablan relaciones por medio de la web.

De acuerdo con Ángel Díaz Barriga, investigador del Instituto de Investigación sobre la Universidad y la Educación (IIUE), los estudiantes obtienen más información de Google y de otros buscadores que de libros o el plan de estudios. El especialista en pedagogía señala que ante este escenario, las instituciones educativas deben tomar un rol de articulador del proceso de aprendizaje de los alumnos.

“Hay que tener claro que las Tecnologías de la información y Comunicación (TIC) nos da acceso a la información, pero eso no genera conocimiento, esta gran cantidad de información implica el desarrollo de procesos cognitivos que permitan al estudiante identificar, clasificar y priorizar el valor académico de las consultas, así como llegar a una construcción personal de la respuesta”, dice.

Según Tomás Fernández, socio líder de Capital Humano en Deloitte México, es necesario que las instituciones académicas que preparan a la fuerza laboral del futuro incluyan una currícula académica y técnica sólida, y estimulen la curiosidad, investigación, motivación e interacción efectiva mediante avances digitales y tecnológicos.

“Es importante recordar que esta fuerza laboral aprende en tiempo real y tiene agilidad para optimizar, por ello los recursos digitales también deben ser parte de la formación (realidad virtual, realidad aumentada, inteligencia artificial, plataformas móviles, redes sociales, etc)”, dice.

Estos cambios que la era digital conlleva en el sistema educativo ya son contemplados por instituciones públicas y privadas, aunque las modificaciones no serán de la noche a la mañana, dice Sánchez.

De acuerdo con Alejandra Lagunes, coordinadora de la Estrategia Digital Nacional, la reforma educativa de México sienta las bases para desarrollar cambios estructurales en el sistema nacional. A su parecer, se debe transitar del modelo educativo tradicional a nuevos procesos de enseñanza -aprendizaje, que integren la tecnología y preparen a los niños y jóvenes con las habilidades necesarias para competir en el mundo globalizado e hiperconectado que hoy existe.

¿Qué buscan las empresas?

Según Deloitte, 83% de los ejecutivos dice que la adquisición de talento es importante y que la fuerza laboral que buscan debe ser más ágil, digital, global, diversa, automatizada y competente.

Fernández explica que, también sobresalen la capacidad de adaptación, autonomía, movilidad laboral y dominio de inglés, y señala que los perfiles que más se demandarán son aquellos que muestren flexibilidad y capacidad de adaptación al cambios.

Escasez a la vista

Fernández dice que las empresas tienen dificultades para encontrar el talento que demandan. Según el artículo Déficit de talento genera oportunidades para extranjeros de M&A Education Ejecutiva,  México vive una tormenta perfecta de talento, considerando que expertos ubican en 5% el déficit de personal con las capacidades que las empresas demandan, y estiman que aumentará en los próximos años. Esto es aprovechado por profesionistas extranjeros con más habilidades y conocimientos. En los últimos tres años, el país ha otorgado 156, 471 permisos de trabajo.

“Está claro que la tecnología avanza a un ritmo sin precedentes. Estos cambios causan estrés; la investigación muestra que los empleados y las organizaciones se encuentran más `abrumadas´ que nunca”, refiere dicho estudio.

Por: Fernando Franco

Vía: Milenio

Compártelo

Comentarios por La disrupción digital estan cerrados.