Crédito a servicios en las entidades, con el mayor nivel en nueve años

Sección Noticias

Credito-servicios

Publicado el 24 August, 2017 •

Este comportamiento derivó de crecimientos de doble dígito en servicios profesionales, comunicaciones, alquiler de inmuebles, autofinanciamiento automotriz, tiendas de autoservicio y restaurantes y hoteles.

Al primer semestre del año, la cartera vigente del crédito otorgado por la banca comercial al sector servicios en las entidades federativas del país presentó un incremento anual de 16.9% a tasa real, el mayor nivel, para un mismo periodo, en los últimos nueve años.

El saldo ascendió a 1.1 billones de pesos, es decir, 25.0% del financiamiento total, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).

El dinamismo del sector servicios derivó, principalmente, a los crecimientos de doble dígito en servicios profesionales; comunicaciones; alquiler de inmuebles; autofinanciamiento automotriz; tiendas de autoservicio y artículos especiales; servicios médicos; alimentos, bebidas y tabaco, y restaurantes y hoteles.

“El sector servicios ha tenido un buen dinamismo a lo largo de los años, y ha crecido paulatinamente, por lo que hay incentivos para brindarle crédito”, expresó Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Detalló que en este sector hay una mayor certidumbre de los flujos de recursos para el pago, y por ello, hay un menor riesgo en el retorno de inversión.

Raymundo Tenorio Aguilar, especialista del Tecnológico de Monterrey, puntualizó que “dos tercios de nuestra economía se mueven en el sector servicios, por eso absorbe la mayor cantidad (de financiamientos)”.

Así, al primer semestre del 2017, las entidades federativas que presentaron las mayores variaciones anuales reales en los financiamientos otorgados por la banca comercial al sector servicios fueron Baja California (117.7%), Oaxaca (51.6%), Baja California (49.9%), Nayarit (46.1%) y Sonora (32.1 por ciento).

Por su parte, sólo cuatro estados exhibieron caídas: Michoacán (3.9%), Tabasco (2.6%), Tlaxcala (1.2%) y Veracruz (1.1 por ciento).

En Baja California Sur este incremento se atribuye a los servicios turísticos, en tanto que en Nayarit y Oaxaca responde al apoyo a negocios, destacó Tenorio Aguilar.

Sostuvo que en Michoacán fue consecuencia de la disminución en servicios de logística, y en Veracruz y Tabasco, dijo, por una menor actividad económica derivada de los servicios conexos a la industria petrolera, por lo que se redujeron los préstamos otorgados por la banca privada al sector servicios.

Proyectos aumentan demanda

Sobre los recursos totales otorgados vía financiamiento por la banca múltiple al cierre de junio, los estados que reflejaron los incrementos anuales más altos, en términos reales, fueron: Baja California Sur (65.6%), Yucatán (26.9%), Tlaxcala (17.0%), Chiapas (16.2%) y Sinaloa (15.9 por ciento).

El especialista del Tecnológico de Monterrey destacó que en Baja California Sur las empresas que residen, principalmente navieras, firmas de logística y de comunicaciones, recibieron más dictámenes de proyectos, lo cual ascendió la demanda de créditos.

Nueve entidades redujeron los recursos referidos, donde los descensos más pronunciados se mostraron en Zacatecas (14.8%), Nayarit (14.7%), Tamaulipas (8.4%), Campeche (7.9%) y Querétaro (3.4 por ciento).

Kristobal Meléndez expuso que en Zacatecas la caída se debió, entre otros elementos, al alto nivel de migración que implica un elevado riesgo de impago para las entidades financieras, por lo que se da una menor colocación de crédito.

En Campeche, señaló, el retroceso que enfrentó su economía por la baja en la actividad petrolera impactó a empresas, que no se encontraron en condiciones de solicitar financiamientos, e hizo que los bancos percibieran un mayor riesgo en el otorgamiento de crédito, por las condiciones económicas de la entidad en general.

Los territorios que más se beneficiaron con la distribución de los créditos de la banca comercial, con saldo de 4.3 billones de pesos, fueron la Ciudad de México, que concentró 31.0% del total de recursos; Nuevo León, con 8.1%; el Estado de México, con 3.0%; Jalisco, con 2.9%, y Chihuahua, con 1.5 por ciento.

Pérdida de ritmo

El total del crédito otorgado creció 4.3% a tasa anual real al segundo trimestre, que significó el menor nivel, para igual lapso, en los últimos tres años; esta tendencia de desaceleración se originó por el mismo comportamiento en consumo, sector industrial, vivienda, así como la caída en el sector público.

Del monto total, 25.0% pertenece al sector de servicios y otras actividades, 19.8% a consumo, 19.0% al sector industrial, 15.8% a vivienda, 12.7% al sector público, 4.2% al sector financiero, 1.7% al sector externo y con el mismo porcentaje, al sector agropecuario, silvícola y pesquero.

En términos generales, el aumento de la tasa de referencia a 7.0% por parte de Banxico provoca un ascenso en el costo de los créditos.

Raymundo Tenorio precisó que el incremento en las tasas de interés en meses pasados le permitió a la banca comercial ampliar sus márgenes de ganancia, lo cual generó incentivos para un aumento en los financiamientos otorgados.

Coincidió Meléndez Aguilar, quien dijo que debido a que el alza en las tasas hace más caros los créditos, esto genera incentivos para que la banca otorgue más, y con ello obtenga más utilidades.

Sin embargo, advirtió, actualmente tasas más elevadas en los financiamientos también producen un riesgo más elevado de no pago, que en un futuro puede traducirse en problemas importantes para algunas empresas, e incluso para los estados.

Con relación al sector público, el analista del CIEP acentuó que desde que salió la Ley de Disciplina Financiera, algunas entidades ya no están adquiriendo deuda, y algunas otras la tuvieron que reducir, y continuará habiendo un reajuste en estos créditos.

Además, Tenorio Aguilar puntualizó que en los estados se está observando una renegociación de adeudos, la cual no incrementa el saldo de los créditos.

Por: Melania Delgado

Vía: El Economista

Compártelo

Comentarios por Crédito a servicios en las entidades, con el mayor nivel en nueve años estan cerrados.