A un mes del sismo que nos unió

El 19 de septiembre un temblor de 7.1 grados en la escala de Richter, con origen entre Morelos y Puebla, impactó con fuerza al centro del país provocando un llamado a la unión del pueblo mexicano.

 

Durante el mes de septiembre, la naturaleza puso en alerta a México. El primer llamado fue a unos minutos de concluir el  7 de septiembre, con un sismo de 8.4 grados en la escala de Richter, cuyo epicentro fue cerca de la costa del Pacífico, dando así un aviso al centro del país.

Semanas después,  el 19 de septiembre, ocurrió el terremoto que hiciera ver por segunda ocasión la magnitud de solidaridad del pueblo mexicano, siendo las entidades de Ciudad de México, Chiapas, Morelos, Oaxaca y Puebla el foco de atención ante tal impacto natural

Nadie imaginó la magnitud de la catástrofe; ninguno vislumbró los daños provocados, al igual que las pérdidas humanas y materiales que habían sido resultado del fuerte movimiento de la Tierra.

Entre polvo, escombros, calles saturadas, asombro y miedo, el pueblo mexicano reaccionó. Muchos tomaron las calles para ayudar a otros, mientras que algunos más tomaron el papel de rescatista, y otros protegieron dando refugio y aliento a quienes lo necesitaban.

Todos fueron héroes, con o sin casco, experimentados o no; las ganas de ayudar fue punto de enfoque donde el corazón de muchos se escuchó en un solo latir.

México se mostró de nuevo como una nación que ayuda, apoya, alienta, protege y se mueve. Caravanas de voluntarios, representantes de corporativos y vecinos salieron a apoyar a Morelos, Oaxaca y Puebla. La ayuda no paraba y hasta la fecha no lo ha hecho.

Nuestro país no olvida cuanto un acontecimiento como éste sacude nuestras casas y edificios pero también hace vibrar nuestro lado más humano. Parte de las organizaciones reconocidas como Las Mejores Empresas Mexicanas tomaron acción e hicieron uso de las redes sociales para dar a conocer información sobre el hecho, medidas a considerar e incluso para hacer un llamado a ayudar en lo que hiciera falta. Otras más apoyaron brindando transporte, manos, víveres y palabras de aliento a quienes leían sus mensajes.

MEM se solariza con todos los afectados. De parte del Equipo MEM y nuestros promotores Citibanamex, Deloitte y Tecnológico de Monterrey, sabemos que este hecho y sus afectaciones dejaron una huella profunda en quienes lo vivieron por primera vez y les dio un golpe bajo a quienes volvieron a ser testigos de la fuerza de la naturaleza.

Aún hay personas a quienes ayudar, escombros que levantar, reconstrucciones que realizar y las empresas que son parte de nuestro grupo selecto al igual que quienes hacemos la iniciativa, nos encontramos en la mejor disposición de seguir levantando a México.

MEM continuará revisando las acciones a desarrollar para continuar moviendo a nuestro país,  consideramos que lo más importante en este momento es continuar con las labores de ayuda, uniéndonos más como el gran México del que somos parte.

 

Elsi Becerril

Comunicación Institucional de MEM

Comments Closed

Comments for this post are now closed.