Administración del cambio, eje de toda transformación

Tagged: , ,

El sector empresarial interactúa en un entorno donde la transformación es la constante. La innovación, el desarrollo tecnológico, la incorporación de procesos optimizados y la reestructuración de áreas funcionales representan alteraciones relevantes para el negocio las cuales deben gestionarse bajo una estrategia que permita: analizar el impacto del cambio, crear etapas lógicas de su implementación, así como la aceptación, colaboración e integración de todos los grupos de interés implicados.

Por este motivo, la administración del cambio se ha convertido en una herramienta fundamental para facilitar las modificaciones significativas en las compañías.

Para tales efectos, es necesaria la participación activa del consejo de administración el cual oriente y dirija la toma de decisiones al ser aspectos que impactan directamente los objetivos clave de la organización.

Acciones sugeridas

Conoce algunas acciones a considerar para gestionar una estrategia del cambio robusta:

  • Análisis de impacto: es indispensable contar con un estudio de viabilidad previo, mismo que permita detectar las implicaciones positivas y negativas que tendría implementar un cambio. Existen diversas maneras de obtener información al respecto, dentro de ellas se encuentran la aplicación de encuestas a colaboradores, evaluación de riesgos, creación de pronósticos, estudios de factibilidad, entre otros.
  • Desarrollo de un plan: una vez que el cambio ha sido evaluado y aprobado se requiere diseñar un plan que brinde sustento a las acciones posteriores. Por lo regular las grandes transformaciones se implantan por fases o etapas a fin de incrementar su éxito. La conformación de un equipo de trabajo que lidere el proyecto será fundamental. Esto implicará detectar aquellos colaboradores responsables de funciones críticas para la gestión del proyecto, ellos desempeñarán el rol de agentes de cambio. Asimismo, se recomienda contar en todo momento con indicadores de impacto que comuniquen el avance o retroceso del plan y con ello facilitar la oportuna toma de decisiones.
  • Comunicación del cambio: con la finalidad de promover la participación activa y evitar la resistencia al cambio resulta útil una campaña de comunicación dirigida a los distintos grupos de interés. Para ello se cuenta con diferentes canales de difusión los cuales deberán elegirse acorde a las necesidades de comunicación de cada grupo; dentro de los más utilizados destacan el envío masivo de correos electrónicos, webcast, podcast, banners impresos, videos institucionales, creación de eventos, entre otros. Se sugiere contar con una segmentación de los mensajes emitidos ya que cada grupo de interés requerirá contenido acorde a su función.
  • Mejora de las capacidades:  finalmente, los resultados de una transformación están vinculados con el nivel de preparación y mejora de las capacidades tecnológicas, financieras, ambientales y humanas. Es una tarea compleja debido a que en ella recaen las actividades que permitirán hacer frente al cambio que se espera ver. Capacitación a empleados, ejecución de talleres de preparación, implementación de dinámicas de aprendizaje, actualización de sistemas, adquisición de activos requeridos, entre otras, son actividades que servirán de soporte.

La gestión del cambio es una de las prácticas que más valor agregan a una compañía, prescindir de ella es aceptar un riesgo que incida en el cumplimiento de objetivos y por consecuente en la generación de utilidades.

Comments Closed

Comments for this post are now closed.